Desconocidos.

Del amor al odio, sólo hay un paso. Del cariño a la indiferencia, un gesto.

Cómo dos personas, que han compartido tanto, pasan a convertirse en dos desconocidos. Cuando el amor o la amistad se acaban, deja paso a todo lo demás: los reproches, el odio, la rabia… Las palabras cizañeras de otras personas se convierten en ley y lo poco que quedaba en ambos corazones se convierte en alquitrán. Entonces llega el silencio. Un corazón roto puede cambiar completamente a una persona; nubla el juicio y la razón, y nos vuelve impredecibles.

Y al final sólo queda un campo de batalla vacío en donde no hay vencedores, solo vencidos. Palabras y actos que fueron como puñales directos al corazón mataron lo poco que quedaba;  ese poco que era tanto y pasó a ser nada. Derrotados en todas esas palabras que no se dicen y todos esos recuerdos que, poco a poco, van quedando en el olvido hasta un día en el que finalmente no quede nada, solo un par de desconocidos con una historia en común.

“Now you’re just somebody that I used to know”.

 

 

Anuncios

Acerca de Andy

Estudiante de Derecho. Llevo con la voz un acento de sal.
Esta entrada fue publicada en Amistad, Amor, Historias, Recuerdos, Tiempo, verdad, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s