Finales abiertos.

Hay finales que es mejor dejar abiertos. Por los buenos momentos, por lo que quedó por decir, por las copas de más, por los abrazos de menos. Finales que al escribir no sabes si poner un punto, una coma o una interrogación. Porque a veces el silencio es el grito más fuerte. Como ya dijo Sabina, hay portazos que suenan como un signo de interrogación.

totem

Como una carta sin leer, aún guardada en su sobre, o un mensaje sin responder. Un teléfono suena pero la canción siempre llega hasta el final. Nos quedamos con el sí, con el no, con el quizás; con la duda y con la certeza, con la esperanza. Nos quedamos, que es lo importante, con todo.

Hay finales que…

 

 

 

Anuncios

Acerca de Andy

Estudiante de Derecho. Llevo con la voz un acento de sal.
Esta entrada fue publicada en Amistad, Amor, Recuerdos, Tiempo, Vida y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s