Crueldad sin límites.

La crueldad del ser humano no tiene límite, y menos en la red. La protagonista de esta triste historia es Natasha MacBryde, una joven británica de 15 años que el 14 de Febrero del 2011  se suicidó arrojándose a las vías del tren, supuestamente por la separación de sus padres – según  The Daily Mail –  aunque también se menciona como causa el acoso escolar que sufría diariamente en su escuela, la Royal Grammar School Worcester. La joven llevaba con dificultad la separación de sus progenitores, y los insultos y vejaciones de sus compañeros agravaron más la situación hasta el punto de empujarla a cometer suicido. Por si fuera poco, después de su muerte, los familiares crearon una página en Facebook para recordar a Natasha y entre los mensajes de apoyo se podían ver los comentarios y fotos insultantes -incluso un vídeo donde simulan la muerte de la chica- de los compañeros de clase que tan siquiera tuvieron la decencia de darle un respiro después de su muerte.

La cuestión que se plantea es de si esta crueldad es innata, o se debe a una grave falta de educación o concienciación social. La única certeza es que éste no es el primer ni último caso de adolescentes que sufren bullying por parte de sus compañeros en las redes y en el ámbito escolar; cada año se ven en los medios casos como el de Joel Horn, un austríaco de 13 años que no pudo soportar el acoso de sus compañeros a través de Facebook, al igual que Tom Mullaney, de 15 años, o Holly Stuckey, una niña de 12 años que falleció en los brazos de su padre tras sufrir una parada respiratoria producida por el estrés que le causaban en su colegio.

En España, en Mayo de este año, una chica llamada Arancha, de 16 años – con discapacidad intelectual y motora – se tiró al vacío desde la sexta planta de su bloque de pisos debido al acoso, coacción y amenazas que sufría por parte de sus compañeros.

Esto solo son algunos casos de los muchos que suceden a diario en todo el mundo y en donde tan siquiera el acoso se puede frenar a través de la red. La otra cuestión que causa preocupación es el mal uso de estas redes por parte de los jóvenes, ya que pueden actuar con total libertad, amparados por el anonimato, y el insuficiente control de los administradores. Ahora que se ha comprobado que la crueldad ha encontrado nuevos medios de expansión, lo principal es buscar los medios idóneos de detención.

Anuncios

Acerca de Andy

Estudiante de Derecho. Llevo con la voz un acento de sal.
Esta entrada fue publicada en Acoso escolar, Actualidad, Bullying, Justicia, Sociedad, Tecnología y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Crueldad sin límites.

  1. Pingback: Contra el acoso |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s