Yo, polémica.

Cierto es que “cada uno es dueño de su silencio y esclavo de sus palabras”. En muchas ocasiones, me han dicho que es mejor que no exprese mi opinión o hable sobre un determinado tema –sobretodo polémico- para no ser objeto de críticas. Pero tan solo me han hecho falta unos años de vida para darme cuenta de que digas lo que digas, los demás siempre van a tener algo que decir. En base a esto, lo que comenten los demás sobre ti no tiene importancia y, como bien dice Risto Mejide, “si cuando hablas nadie se molesta, no has dicho absolutamente nada”.

Tanto por creyentes como ateos u agnósticos, he sido el punto de mira de objeciones por ambos lados, puesto que me encuentro en el punto intermedio de un bombardeo absurdo. Todo el mundo habla de respeto, pero realmente en la práctica no se aplica. Aclaro lo de “punto intermedio” en el sentido de que soy creyente e intento actuar en base a unos principios cristianos, pero no me considero plenamente católica por el hecho de que no cumplo ni estoy de acuerdo con algunos de los dogmas en los que se sustenta el catolicismo, ni comparto alguna de las ideas tan férreamente defendidas por la Iglesia. Simplemente, le doy más valor a cosas como la humildad, el perdón, el valor al prójimo e ideas como que no hace falta irse a la otra punta del mundo ni montar tanto circo cuando a tu alrededor hay tantas cosas que arreglar y tantas personas que necesitan una mano.

Por otra parte, no reniego de la Iglesia pero tampoco niego el hecho de que está corrupta. Es cierto que se han producido sucesos a lo largo de la historia -y hoy en día- llevados a cabo por el hombre en el falso nombre de Dios. Y todo esto es precisamente porque el ser humano es imperfecto e incluso puede llegar a ser cruel, soberbio y avaricioso, dando lugar a la visión actual de una Iglesia hipócrita, machista y manchada.

Es muy fácil ver las partes oscuras, pero pocos se percatan de las zonas de claridad. En la absoluta humildad, muchas delegaciones, familias y jóvenes viven por y para el prójimo, no solo en colaboración en diversas actividades, si no en el día a día. Cosas tan simples como tender una mano, perdonar o ser perdonado, dar una mano, escuchar y consolar, apoyar al que lo necesita, prescindir de lo innecesario para ver con claridad y comprender el mundo. Y todo esto sin jactarse de ello, pues no tienen la necesidad de mostrar al mundo lo “buenas personas que son” porque la bondad es gratuita.

Todos apuntan con el dedo por ejemplo, a los horribles casos de pedofilia por parte de sacerdotes o la corrupción de la Iglesia, y es cierto que es algo grave puesto que esta institución es la que habla sobre la humildad. Pero nadie valora –otro ejemplo- las últimas acciones llevadas a cabo por el Papa Francisco, como destapar y castigar tales actos de pedofilia, o el control de las cuentas de la Iglesia, sus acciones de humildad como prescindir de privilegios que su cargo le otorgaba, la tolerancia y la cercanía con las personas, tanto creyentes como no.

Es muy fácil juzgar a los demás, y no nos damos cuenta de que nosotros no somos quién para hacerlo. Somos constantemente señalados y objeto de críticas que no hemos solicitado, porque desgraciadamente, el ser humano tiene la tendencia a creer que tiene derecho a hacerlo. Tampoco somos capaces de ver más allá de lo imperfecto, quedándonos tan solo en la superficie fangosa.

Por eso, os invito a una reflexión, haciendo gala al conocido enunciado “quien esté libre de pecado que tire la primera piedra”: Antes de juzgar al prójimo, mírate a ti mismo.

Y esto es mi polémica verdad.

images

 

Anuncios

Acerca de Andy

Estudiante de Derecho. Llevo con la voz un acento de sal.
Esta entrada fue publicada en Religión y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s